Una multitud desvalija un convoy de la misión de la ONU en el Líbano

Comparte esta noticia con tus contactos

Un convoy de la Fuerza de Paz de la ONU en el Líbano (FINUL) fue bloqueado y desvalijado por una multitud de individuos, vestidos de civil, en una aldea del sur del país, informó esa misión en un comunicado.

En el incidente, que tuvo lugar el viernes, el destacamento “fue detenido por un gran grupo de civiles en la aldea de Kaouzariyet el Saiyad, en el sur del Líbano, cuando se dirigía a su base”, indicó la nota y añadió que “los civiles despojaron a la patrulla de la FINUL de bienes y equipamiento”.

La zona es un baluarte del grupo terrorista islámico chií Hezbollah, que recibe instrucciones de Irán y controla de hecho al Líbano.




Efectivos del Ejército libanés tuvieron que acudir a la zona y, “tras hacerse con el control de la situación, el convoy de la FINUL pudo salir del pueblo, aunque el equipamiento no le fue devuelto a las fuerzas de pacificación”, detalló la misión de Naciones Unidas, sin especificar qué tipo de equipo fue robado o las nacionalidades de los soldados del destacamento afectado.

Agregó que “incidentes como este han sido condenados con contundencia” por el secretario general de la ONU, António Guterres, y el Consejo de Seguridad, con lo que se da a entender que no es la primera vez que ocurre algo parecido.




La FINUL recordó que corresponde a las autoridades libanesas garantizar la seguridad y la libertad de movimientos de esas tropas.

La misión de la ONU se creó en 1978 para supervisar la retirada israelí de territorio del Líbano y apoyar al Gobierno de Beirut para controlar esa zona, y luego se modificó tras la guerra de 2006 entre Israel y el grupo Hezbollah con el fin de vigilar el alto el fuego.

Actualmente cuenta con la presencia de más de 10.000 “cascos azules” de 45 países, de los que unos 800 son españoles.