López Madrid ironiza en el juicio de Bankia: “Soy idiota por invertir 20 millones sabiendo que las cuentas eran falsas”

Comparte esta noticia con tus contactos

El exconsejero de Bankia Francisco Javier López Madrid tiró de ironía para subrayar la misma idea que vienen repitiendo los consejeros de Bankia y BFA que han ido desfilando por el banquillo de la Audiencia Nacional en el juicio por la salida a Bolsa de la entidad: que ninguno de ellos sospechó ni remotamente que las cuentas pudieran tener algún problema cuando las aprobaron. “Que soy idiota es evidente porque estoy aquí”, dijo López Madrid casi al final de su interrogatorio. “Pero soy más idiota por invertir 20 millones sabiendo que las cuentas eran falsas”.

López Madrid era consejero delegado de “un grupo familiar” (el Grupo Villar Mir) a la vez que consejero de Bankia y como tal tomó la decisión de invertir 20 millones de euros cuando la entidad salió a Bolsa en el verano de 2011 a través de OHL, Fertiberia y Ferroatlántica. Como él mismo se encargó de subrayar, lo perdió todo. “Como inversor institucional no me los han devuelto”, dijo. Los pequeños accionistas sí pudieron reclamar las pérdidas del fiasco de Bankia. “Podía haber vendido al día siguiente. Si alguien me dice que las cuentas están mal, ¿por qué no vendo?”, insistió, reforzando la idea, apuntada también por otros acusados, de que todos compraron acciones porque estaban convencidos de la solidez de su valor.

López Madrid fue el último de los ocho consejeros de BFA y Bankia que declararon este martes ante el tribunal que preside la magistrada Ángela Murillo —que ya estuvo al frente en el juicio de las tarjetas black que condenó a varios de ellos— y, como el resto, insistió en que las cuentas que llegaban al consejo de administración para ser aprobadas no podían ser diferentes de los resultados de los semestres que les iban presentando. “Lo sorprendente sería que nos hubieran mostrado algo distinto de lo que se nos ha dicho en consejos anteriores. Las cuentas no caen del cielo”, subrayó.

López Madrid aseguró que fue BFA, la matriz de Bankia, quien tomó la decisión de salir a Bolsa. “No la plantea Bankia, sino el accionista de Bankia”, dijo. “Y los inversores son los que fijan el precio”, añadió, parafraseando lo que señaló Rodrigo Rato durante su declaración. Como Rato, el exconsejero aseguró que no había otra alternativa para Bankia que salir a Bolsa. Tras decir que no participó para nada en la elaboración del folleto y que nunca tuvo dudas o sospechas sobre anomalías en las cuentas. También reconoció que no estaba de acuerdo con reformular las cuentas de Bankia de 2011, pero que votó a favor porque el nuevo presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, así se lo pidió como “un ejercicio de responsabilidad”.

Deja una respuesta