Francisco Reynés avala los planes energéticos del Gobierno socialista

Comparte esta noticia con tus contactos

Francisco Reynés, presidente de Naturgy, ha respaldado este martes de forma inequívoca los planes del Gobierno socialista sobre energía y clima. Aunque ha subrayado que no le toca “hablar de política” ni valorar la actuación de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera Rodríguez, Reynés ha destacado que “existe un plan bastante coherente con el desarrollo previsto en el sector”. “El Plan de Energía y Clima es una hoja de ruta clara que va por las directrices marcadas de descarbonización e impulso de las energías renovables y va a ser más o menos igual independientemente de quién este en el Gobierno”, ha añadido.

En conferencia de prensa antes de la junta de accionistas que la empresa celebra este martes en Madrid, Reynés ha insistido en que el sistema español puede acometer todos los objetivos previstos en la transición energética, pese a que al plan aprobado por el actual Gobierno todavía le falta el marco normativo para hacer una valoración definitiva. No obstante, ha subrayado que el programa de cierre de plantas de carbón y nucleares es “ordenado” para llevar a cabo la sustitución por renovables y que cualquier problema que surja puede ser solventado por los ciclos combinados alimentados por gas natural. “Los ciclos combinados y el GNL [gas natural licuado] asegurarán el back-up del sistema y tranquilizan mucho”, ha remarcado.

Sobre el desmantelamiento de las centrales de carbón, ha manifestado que depende de los permisos de la Administración. Naturgy tiene previsto cerrar Meirama, en Galicia; Narcea, en Asturias, y La Robla, en León, y su cierre está previsto para antes de julio de 2020. La de Anllares (León) ya está cerrada a la espera de desmantelamiento. Por su parte, participa en las nucleares de Almaraz 1 y 2 y Trillo con un 13,5% y 34,5%, respectivamente. Las nucleares, según el plan del Gobierno, tienen programado la clausura a partir de 2025.

Reynés, mientras tanto, ha subrayado que la empresa continuará con su plan estratégico 2018-2022, que este año prevé unas inversiones de 2.000 millones de euros. De ellos, el 65% se destinará a proyectos de crecimiento y aumentar a electrificación. La mayor parte de la inversión se destina a España, aunque la entidad piensa potenciar su presencia en Chile, Argentina, Brasil, México y Panamá. En ese sentido, no descarta comprar activos para aumentar su presencia competitiva. Reynés ha manifestado que el plan estratégico no tiene previsto crecimiento inorgánico, pero admitió que pese a ello está abierto a cualquier operación siempre que cumpla criterios de objetividad mínimos. “De momento, no hay nada”, ha señalado.

Deja una respuesta